post

La cara factura de la desconexión por saturación

Es una realidad incuestionable que por cansancio ante tanta turbulencia en los mercados y tantos movimientos en el tablero de ajedrez de la economía hemos llegado a la saturación de noticias y cambios continuos y algunos han decidido la desconexión parcial o total pero no han valorado las graves consecuencias que esto les va a suponer.
La factura puede ser muy cara, ya que desconectar, aunque sea por saturación, supone renunciar a gestionar adecuadamente el negocio y esto es apostar al desastre.
Es cierto que en estos momentos es muy difícil y agotador estar en Alerta Total todo el tiempo, pero lo contrario es mucho peor, pues supone la negativa al análisis que cualquier movimiento puede suponer en el mercado y puede dejar a nuestra estrategia obsoleta o simplemente en dirección contraria a la adecuada.
Es preocupante observar la tranquilidad con la que algunos responsables se toman su obligación de estar al día de todo lo externo que pueda influir en su mercado y por lo tanto en su empresa o comercio y su dejación de responsabilidades en esta importante función.
Ni esta etapa del COVID ha conseguido disminuir el ritmo de los acontecimientos en los mercados ni parece que este mundo loco llamado VICA O VUCA (según queramos usar más anglicismos o menos) vaya a volverse más lento, sino todo lo contrario, hay movimientos importantes que afectarán al futuro de todas las pymes y comercios.
Aquí lo difícil es saber detectar a tiempo en cada noticia, cada cambio, cada nueva acción comercial en primer lugar si nos va a afectar o no. Lo más cómodo y por desgracia lo más frecuente es que la mayoría de los movimientos no se detecten como influyentes en nuestra empresa, pero sí lo son y aquí se siembra nuestro futuro problema.
La falta de análisis que también requiere cierta dosis de reflexión y serenidad (ambas casi desaparecidas por desgracia) hace que no nos demos ni cuenta de algo que va a ser determinante a medio plazo para nuestra propia supervivencia o crecimiento.
Y la falta de conocimiento de lo que sucede a nivel global ya sabemos por experiencia que acaba convirtiéndose en un dolor de cabeza pasado un tiempo, casi todo influye más de lo que creemos y eso nos ocasionará numerosos problemas en cascada.
Aparte de la obligación de estar adecuadamente formado y actualizado lo que significa una formación permanente de por vida (el título o los títulos que tengamos son una buena base, pero totalmente insuficientes en estos momentos) también hay que estar alertas a todo tipo de noticias generales o sectoriales y sobre todo aquellas que tengan que ver con tendencias nuevas o pequeños cambios o quizás no tan pequeños, aunque así nos parezcan en un primer momento.
Hay que hacer por lo tanto un llamamiento general a los responsables de las empresas en la máxima precaución en estos momentos al análisis riguroso de cada acción o noticia y sobre todo no descartar nada a la ligera a pesar del ritmo tan alto que lleva esto ahora.
Es agotador, es un factor de estrés y sobre todo es muy exigente estar en alerta constante pero más triste y más duro será tener que reducir plantilla o hacer más pequeño nuestro negocio o incluso tener que cerrarlo por habernos descuidado un momento.
Es muy importante que nada nos distraiga ahora de nuestras principales prioridades entre las que deben figurar el análisis diario de todo lo que se mueva o mañana lamentaremos no haber detectado a tiempo un nuevo competidor o un cambio de tendencia o una nueva estrategia de alguien que haga tambalearse nuestra empresa.
Si queremos superar este 2021 tras el año anterior tan trágico es imprescindible que nos mentalicemos de la importancia de estar al día absolutamente de todo lo que tenga que ver con la economía, el consumo, el comportamiento de la sociedad, los posibles cambios legislativos y medio ambientales y todo movimiento o acción en nuestro mercado y no nos limitemos a lo local sino a nivel internacional, pues muchos cambios se producen antes en otros mercados que por más lejanos que parezcan son la avanzadilla de lo que luego nos llegará de golpe y sin posibilidad de reaccionar.
Solo aquellos que vigilen y analicen todo en este momento, podrán tener tiempo de reaccionar ante la vorágine de movimientos que se van a producir en los mercados y los cambios de timón que eso puede suponer a los capitanes de cada barco.
Además, es lo mínimo que esperan de nosotros nuestros equipos humanos, que les iluminemos un camino bastante oscuro en estos momentos, que solo les producen dudas y mucha incertidumbre y esto les desmotiva en el día a día, démosles algo de seguridad y eso se transformará en acciones positivas y rentables para todos.

-El destino reparte las cartas, pero eres tú quién juega la partida.

José Carrasco
FERSAY ELECTRONICA, S.L.
Blog: www.josecarrascolopez.com

post

¿ARRANCAN YA LOS MOTORES ECONÓMICOS Y COMO?

Tras este trauma colectivo que todos estamos sufriendo en el nivel 1 que es el sanitario y ahora que parece que lo peor de este nivel ha pasado, vamos a pasar al nivel 2 que es el trauma económico y en el que nos queda un largo camino que recorrer y que comienza a correr el reloj para todos esos aplazamientos que se han solicitado, por lo que los próximos meses serán claves para saber si arrancamos los motores y con qué potencia.
Por desgracia en este nivel 2 que es el económico nos falta llegar a lo más hondo del pozo desde el cual se supone tendremos que empezar a subir, pues esto empieza ahora.
Hay que asumir la realidad y reconocer para poder tener un lugar desde el que empezar que partimos de una situación en la que no estamos bien anímicamente, pero hay que tener esperanza, hay que coger aire y partir de nuevo como si fuese 1 de Enero porque lo que llevamos de 2020 ya no vale y de nada sirve aferrarse a ello.
Nos queda mucho camino que pasar en el tema económico que seguro será incluso más largo que el tema sanitario y hay que estar muy alertas porque se van a producir muchas noticias interesantes que nos influirán a las pymes, así que la prensa económica va a ser la nueva ventana que antes fue la sanitaria en la prensa generalista y cualquier cambio en el mercado nos salpicará así que ahora no vale desconectarse.
La prueba emocional tenía dos partes, la sanitaria que ya nos ha agotado y entristecido y ahora la económica que va a ser una maratón mucho más larga comparada con la sanitaria y de nada valdrá salir de una si nos quedamos paralizados en la segunda.
El juego consiste en admitir y no negar lo negativo, pero buscando y encontrando lo positivo, seguir con el partido ya debe ser motivo de satisfacción y más si seguimos jugando en la misma liga sin bajar de categoría.
Algunas preguntas que nos debemos hacer al respecto son, por ejemplo: ¿nuestra marca en este lapsus que imagen ha transmitido? ¿Hemos podido dar servicio a los clientes y estos no se han quedado abandonados? ¿Cómo debemos empezar a acercarnos a los clientes y que les debemos transmitir? ¿Qué podemos hacer para erizarles la piel emocionalmente hablando? ¿Qué puedo hacer para ayudarles en estos momentos?..
Quizás ahora tengamos que ser capaces de encontrar en la letra pequeña esas pequeñas píldoras de noticias positivas dentro de los mares de tinta negativa que habrá y hacerlas llegar de forma traducida para demostrarle al cliente que todo o casi todo nos acaba afectando y que hay que encontrar esa luz, esa chispa que nos provoque una nueva idea a poner en marcha para esta nueva etapa.
Se va a necesitar mucho trabajo en equipo tanto en nuestra empresa como con los clientes y mucha colaboración para poder remar juntos en este río lleno de saltos y corrientes peligrosas e ir viendo a lo lejos los remansos para animarnos.
Tenemos que arrancar de forma ordenada, no podemos ir a lo loco sin dirección o foco para no cometer errores que pueden tener consecuencias graves.
Es hora de sacar kilos de empatía y de aumentar la dosis de solidaridad para que nuestros clientes nos vean como sus asesores de confianza y que hemos estado ahí, pensando, analizando y planificando como salir juntos de esta mientras pasábamos lo peor que nunca habíamos visto y sufrido.
Todos, proveedores, clientes y población en general hemos sufrido dolor y tristeza y ahora toca convertir todo eso en animación mutua, apoyo mutuo, cooperación total, búsqueda de nuevas oportunidades, de nuevos retos (aunque sean más humildes para 2020) y quizás hasta sea una lección inolvidable de tarea en equipo que jamás se habría realizado sin pasar por este desierto inesperado y desgraciado.
No nos dejemos llevar por los titulares, analicemos todo con sumo detalle, el maestro Peter Drucker decía que el diablo está en los detalles, pues ahora es más cierto que nunca y nos lo debemos aplicar todos.
Los llaneros solitarios, los soberbios, los sobrados que se denominan así mismos yo ya lo sé todo ahora se pueden dar un buen castañazo, no es hora de individualismos, es hora de visión conjunta, visión global del mercado y de empujar en la misma dirección.
Hay que empezar la reconquista con toda la energía de todos sumada y a la vez.
Fuerza y Valor para todos.

-Hay que darle la vuelta al jamón o no podrás obtener más.
-Ningún mar en calma hizo experto a un marinero.
-La mala noticia es que el tiempo vuela, la buena es que tú eres el piloto.
-El mundo es de Dios, pero se lo alquila a los valientes.

José Carrasco
FERSAY ELECTRONICA, S.L.
Blog: www.josecarrascolopez.com