post

La trampa de los provisional (permanente)

En un entorno tan Vólatil, Incierto, Cambiante y Ambiguo (VICA) y en un momento en que a todas horas estamos escuchando que todo es provisional y que nada es definitivo corremos el riesgo de perder el norte, de abandonar el verdadero propósito de nuestra compañía, de perder de vista la Visión con todo lo que eso puede perjudicarnos.
Es cierto que no podemos hacer previsiones con la precisión de momentos más estables, pero eso no quiere decir que no las hagamos y nos dejemos arrastrar por la corriente.
Ya se sabe que los únicos peces que van corriente abajo son los que están muertos.
Cuanta más incertidumbre hay es precisamente cuando más hay que trabajar una buena estrategia basada en análisis rigurosos del entorno y de nuestras fortalezas o debilidades, así como de nuestras oportunidades y amenazas, el famoso DAFO o FODA.
No vale usar como excusa el ambiente tan revuelto para dejar las responsabilidades de marcar la dirección a nuestro equipo que es lo mínimo que espera de su líder.
Que ahora tengamos que dar pasos más pequeños no significa ni mucho menos que no tengamos objetivos claros a medio plazo, podemos dar saltos pequeños, pero para acabar consiguiendo un avance importante.
Si vamos abandonándonos y solo gestionamos el día a día según nos venga y estamos todo el día escuchando ruido negativo, unas veces justificado y otras no, perderemos el rumbo y un barco que no sabe a donde va estará a la deriva o dando círculos en lugar de navegar correctamente hacia un objetivo claro y motivador.
Cualquiera sabe navegar en días de calma, pero el que de verdad sabe de navegación es aquel que sabe sortear las tormentas y las adversidades.
Provisional empieza por P como Parche y es que al final es eso, un simple parche, pero nunca una solución definitiva.
Que algunos objetivos empresariales tengan que retrasarse es lógico, que algunas prioridades las hayamos tenido que cambiar también, pero eso no quita para seguir unos nuevos planes (y flexibles) que nos vayan proporcionando los cimientos sobre los que construiremos nuestro futuro.
Si nuestra gente pierde la ilusión, si el equipo no tiene ya una referencia y solo les estamos gestionando en lo provisional acabarán tirando la toalla, por eso no podemos dejar de visualizar la meta a la que nos hemos propuesto llegar, quizás algo más tarde tras este año maldito y quizás dando unos rodeos no previstos pero nunca renunciando.
Estar permanentemente en lo provisional es una contradicción enorme y sin sentido.
Algunas cosas serán provisionales, pero nunca podrán quedarse ahí demasiado tiempo.
Tampoco renunciemos a nuestra historia, a nuestros valores, a lo que nos trajo hasta donde hoy estamos y a todo lo que nos hizo sentirnos orgullosos.
Las proyecciones tienen que seguir existiendo y siendo recordadas en nuestra empresa y por muy flexibles que tengan que ser deben ser el faro que nos ilumine, que nos aporte algo de claridad en medio de este tsunami actual.
La filosofía de nuestra compañía, su finalidad, razón de ser o propósito, su visión, misión, valores, objetivos y estrategia no pueden convertirse en provisionales.
La gestión del corto plazo y el día a día nunca fue motivo para no disponer de un rumbo claro y bien señalizado que nos sirva de indicador para medirnos a nosotros mismos.
Cuando se viven estas épocas tan turbulentas, tan saturadas de infoxicidad, es la parte emocional y más concretamente la inteligencia emocional la que juega para que la balanza se incline más hacia un lado u otro y por lo tanto la que determina el destino de la compañía, es la parte psicológica la que necesitamos ahora más fuerte que nunca.
Usemos el talento interno, la comunicación positiva y la actitud adecuada para combatir toda la basura emocional que recibimos del exterior en estos momentos de tanta mediocridad y decadencia y luchemos con la esperanza de salvar a nuestra empresa de la quema generalizada y aportemos nuestro pequeño granito de arena para acallar tanto ruido injustificado y tratar de mejorar algo nuestra herida sociedad.
El legado que podamos dejar en la sociedad será sin duda algo que permanecerá y que llevará nuestro sello personal y esto combate y destruye lo provisional.
Deseo mucha suerte a los que solo viven en lo provisional porque la van a necesitar a kilos y muchos éxitos a los que a pesar de todo no pierden el rumbo y la pasión.

-Lo que ayuda a la gente ayuda a las empresas.
-Los perdedores dejan que suceda, los ganadores hacen que suceda.
-El destino reparte las cartas, pero eres tú quién juega la partida.

José Carrasco
FERSAY ELECTRONICA
Blog: www.josecarrascolopez

post

¿Qué es lo más escaso y valioso en este 2020 en las pymes?

Seguramente que la mayoría de nosotros ante el inicio del año y con una situación de mercado instalado en un permanente juego de low-cost a ver quién es el más barato y expectativas económicas a la baja y rompiendo todos los límites del mundo VICA, jugando al límite con la Volatilidad, la máxima Incertidumbre, lo Cambiante al minuto y la Ambigüedad constante, estemos pensando que debemos hacer para darle un chute a nuestro equipo de profesionales ante este reto que se nos plantea de acumulación de noticias e información económica tan contradictoria y confusa.
Si tuviésemos la magia de poder recetarle a cada profesional una vitamina o vacuna para ayudarle y facilitarle su misión de poder cumplir los nuevos objetivos de 2020 en este mar tan revuelto, ¿sabríamos que contenido debería tener?
INYECTAR ENTUSIASMO GARANTIZA ENERGIA:
Es obvio que ahora mismo la dosis de entusiasmo para reducir el ruido y la infoxicación que recibimos por la desorientación y desmoralización de algunas pymes debería ser muy alta pero así mismo seguro que sería muy recomendable y sana.
Así que tras muchos años de formación en Dirección de Pymes, Estrategias, Marketing y Ventas, Dirección de Equipos y Talento Humano y otras muchas disciplinas resulta que nos tenemos que convertir en creadores de entusiasmo colectivo para poder superar este momento psicológico con tanta carga de cambios radicales y muchos de ellos externos y que nos vendrán impuestos sin tener nosotros ninguna posibilidad de elegirlos ni de opinarlos, o sea factores externos en los que nada podremos hacer salvo adaptarnos.
Así que los que tenemos responsabilidades sobre otras personas ahora tenemos que ser magos y darle a la creatividad para ver como podemos ilusionar y/o entusiasmar a nuestra gente para que a su vez traslade ese entusiasmo a los alicaídos y desmoralizados clientes ya que es la única manera de que el clima sea soportable y llevadero.
Resaltar ahora todo lo que sabemos hacer con excelencia en nuestra empresa es de obligado cumplimiento y buscar alternativas de futuro donde se vea que nuestro modelo de negocio encaja con lo que va a querer el mercado que no es lo que quiere hoy.
Esto ahora se convierte en una prioridad en nuestra agenda para todos los que colaboramos con personas y así eliminar la basura emocional que flota en el ambiente.
Así que sin duda este es otro cambio en nuestra labor que por otra parte también nos debemos aplicar a nosotros mismos antes de intentar trasladárselo a los demás profesionales con los que interactuamos y cooperamos para hacer posible que nuestro barco flote en este océano bravo, con olas muy altas y peligrosas, pero con las que ya hemos lidiado otras veces si nuestra empresa tiene ya cierta trayectoria.
No podemos ser una isla escondida y aislada en este mundo cada vez más global y por eso mismo nuestra misión consiste en minimizar y reducir la toxicidad externa y la negatividad instalada en una parte importante de la sociedad y buscar y valorar lo positivo que tengamos constantemente con una comunicación fluida y potente.
Quizás tengamos que celebrar cada avance por pequeño que sea más que nunca y reconocer mucho a nuestra gente lo que hace bien y que valore nuestros medios actuales, nuestro posicionamiento en el mercado y también resaltar más las oportunidades y nuestros puntos fuertes que las debilidades a mejorar.
Cada cambio en el mercado trae amenazas para unos y oportunidades para otros y hay que estar en el día a día muy pendientes, informados y atentos para actuar con la máxima rapidez y contundencia. Y no solo vale ahora con analizar los cambios de nuestro propio mercado sino la economía y riesgos geopolíticos generales que nos puedan salpicar.
Todos los que tengan influencia en otras personas tienen la obligación de comportarse como un nuevo departamento que se llame generador de entusiasmo y energía.
Sin energía ni motivación no hay acción y todo se deteriora, nuestro nuevo combustible no depende del petróleo sino de nuestra Inteligencia Emocional y Energética.

Por eso hay que desear ahora a los que se dejen arrastrar por la corriente general negativa mucha suerte porque la van a necesitar y muchos éxitos seguros a los que practiquen la generación de entusiasmo en su entorno más cercano a través de una actitud positiva, amable y sobre todo contagiosa. Algunas frases para nuestra reflexión:
-No busques cuentos con final feliz, sino ser feliz sin tanto cuento.
-Elegir a quien tener cerca es importante, pero elegir a quien tener lejos es vital.
-Quien en la actitud se esmera obtendrá resultados de primera.
-Es mejor agitarse en la duda que descansar en el error.
-La falta de valores y la falta de energía se influyen mutuamente.

José Carrasco
FERSAY ELECTRONICA, S.L.
Blog: www.josecarrascolopez.com

post

Sin calidad en el timón, barco hundido

Es cierto que la gestión de pymes en estos momentos no está nada fácil y que algunos factores externos están presionando muchísimo y castigando los márgenes de los negocios, como la bajada del consumo actual (salvo ocio y viajes) así como la sensación de caminar peligrosamente hacia una sociedad española low-cost y otros factores nacionales e internacionales dibujan un panorama de gran incertidumbre, pero quizás poco a nada podamos hacer por los factores externos aunque estemos vigilantes.
Algunas injusticias como las cargas fiscales que pagamos desde el comercio o desde las pymes y lo poco y mucho menos que pagan en comparación algunas empresas digitales es motivo para seguir luchando, pero esto no quita que dejemos de responsabilizarnos de lo que sí podemos controlar que son todos esos factores internos.
Se confunden muchas cosas ahora, por ejemplo se habla de “Políticas de Precios” cuando se quiere decir que se están reventando los mismos y eso no es ninguna política de nada ni ninguna estrategia, reventar precios lo hace cualquiera, no requiere de conocimiento, sino de desesperación y de devaluar nuestro negocio y por lo tanto de devaluarnos a nosotros mismos como profesionales convirtiéndonos en unos mediocres.
Nada vamos a solucionar dejando sin rentabilidad nuestras empresas y al revés vamos a ir en contra de un excelente servicio a nuestros clientes, pues para esto necesitamos buenos profesionales y eso no puede ser barato.
Otro tema del que se habla con mucha ligereza es la “Experiencia del Cliente” pero la mayoría no hace nada por completarla o mejorarla sino que se sigue en la gestión del día a día como siempre sin facilitar más la interacción con nuestros clientes, que a veces parece que molestan en lugar de agradecer su presencia o sus consultas que reclaman puro asesoramiento, precisamente uno de los principales pilares de la experiencia de compra y una de las ventajas del comercio en comparación a los puros On-Line.
La Experiencia del cliente va de adaptación al máximo a sus nuevas demandas y no tiene porqué conllevar siempre grandes inversiones, sino más creatividad y más ventajas para él a través de una mayor eficiencia en nuestra cadena de valor.
Otro tema que se percibe ahora es la falta de Liderazgo de la Dirección para priorizar las verdaderas oportunidades de negocio a medio plazo en detrimento del cortísimo plazo, se impone el día a día y por un lado los empleados responsables de iniciar y llevar adelante los nuevos proyectos huyen de todo lo que suponga más trabajo (solo al arranque del nuevo proyecto) y sus jefes son incapaces de saber priorizar en sus estrategias los cambios y las novedades necesarias para mejorar esa experiencia del cliente y con ello sus resultados a medio plazo.
Otros hablan de “Transformación Digital” eliminando siempre la primera palabra y acaban haciendo algo que casi todo el mundo hace que es digitalizar la empresa pero así es imposible diferenciarse y acabamos teniendo un mercado donde los clientes ven que la mayoría de empresas ofrecen los mismos productos, los mismos servicios y las mismas atenciones y así es imposible ganar cuota de mercado.
Y no olvidemos que una dirección de empresa que no obliga y promueve una formación constante de sus plantillas es imposible que pueda mejorar la atención al cliente respecto a sus competidores, si queremos ser los mejores antes debemos preparar un buen nivel de formación interna. O nos ponemos radicales y vamos a por mejoras diferenciadas para nuestros clientes poniendo objetivos con fechas límites y responsables de llevar adelante los retos o vamos a seguir con la “Quejitis Aguditis” que tanto nos caracteriza.
Estamos en unos tiempos en los que las Direcciones de las Empresas que se dejen llevar por el ruido del día a día, con sus pequeños pero continuos problemas y debilidades y no se pongan a trabajar en la diferenciación a través de nuevos proyectos o retos que nunca hayan hecho antes, lo van a tener muy complicado.
Los comodones que quieren seguir con lo de siempre y ya conocido son ahora los mayores enemigos de sus propias empresas y ponen en peligro a sus plantillas por falta de firmeza ante la negación de nuevas oportunidades y nuevos retos.
Ni la suerte les librará de ser eliminados del mercado a estos, mientras que los dispuestos a implantar nuevas cosas y aumentar valor para sus clientes se harán con el mercado. La paradoja será que alguno del grupo de eliminados encima dirá que aquel valiente innovador que ha triunfado ha tenido suerte. Se puede ser más soberbio y cínico?
-Acérquese lo más posible a sus clientes. Tan cerca, de hecho, que pueda decirles lo que necesitan mucho antes de que ellos mismos se den cuenta.
-Ningún mar en calma hizo experto a un marinero.

José Carrasco
FERSAY ELECTRONICA,S.L.
Blog: www.josecarrascolopez.com