post

La trampa de los provisional (permanente)

En un entorno tan Vólatil, Incierto, Cambiante y Ambiguo (VICA) y en un momento en que a todas horas estamos escuchando que todo es provisional y que nada es definitivo corremos el riesgo de perder el norte, de abandonar el verdadero propósito de nuestra compañía, de perder de vista la Visión con todo lo que eso puede perjudicarnos.
Es cierto que no podemos hacer previsiones con la precisión de momentos más estables, pero eso no quiere decir que no las hagamos y nos dejemos arrastrar por la corriente.
Ya se sabe que los únicos peces que van corriente abajo son los que están muertos.
Cuanta más incertidumbre hay es precisamente cuando más hay que trabajar una buena estrategia basada en análisis rigurosos del entorno y de nuestras fortalezas o debilidades, así como de nuestras oportunidades y amenazas, el famoso DAFO o FODA.
No vale usar como excusa el ambiente tan revuelto para dejar las responsabilidades de marcar la dirección a nuestro equipo que es lo mínimo que espera de su líder.
Que ahora tengamos que dar pasos más pequeños no significa ni mucho menos que no tengamos objetivos claros a medio plazo, podemos dar saltos pequeños, pero para acabar consiguiendo un avance importante.
Si vamos abandonándonos y solo gestionamos el día a día según nos venga y estamos todo el día escuchando ruido negativo, unas veces justificado y otras no, perderemos el rumbo y un barco que no sabe a donde va estará a la deriva o dando círculos en lugar de navegar correctamente hacia un objetivo claro y motivador.
Cualquiera sabe navegar en días de calma, pero el que de verdad sabe de navegación es aquel que sabe sortear las tormentas y las adversidades.
Provisional empieza por P como Parche y es que al final es eso, un simple parche, pero nunca una solución definitiva.
Que algunos objetivos empresariales tengan que retrasarse es lógico, que algunas prioridades las hayamos tenido que cambiar también, pero eso no quita para seguir unos nuevos planes (y flexibles) que nos vayan proporcionando los cimientos sobre los que construiremos nuestro futuro.
Si nuestra gente pierde la ilusión, si el equipo no tiene ya una referencia y solo les estamos gestionando en lo provisional acabarán tirando la toalla, por eso no podemos dejar de visualizar la meta a la que nos hemos propuesto llegar, quizás algo más tarde tras este año maldito y quizás dando unos rodeos no previstos pero nunca renunciando.
Estar permanentemente en lo provisional es una contradicción enorme y sin sentido.
Algunas cosas serán provisionales, pero nunca podrán quedarse ahí demasiado tiempo.
Tampoco renunciemos a nuestra historia, a nuestros valores, a lo que nos trajo hasta donde hoy estamos y a todo lo que nos hizo sentirnos orgullosos.
Las proyecciones tienen que seguir existiendo y siendo recordadas en nuestra empresa y por muy flexibles que tengan que ser deben ser el faro que nos ilumine, que nos aporte algo de claridad en medio de este tsunami actual.
La filosofía de nuestra compañía, su finalidad, razón de ser o propósito, su visión, misión, valores, objetivos y estrategia no pueden convertirse en provisionales.
La gestión del corto plazo y el día a día nunca fue motivo para no disponer de un rumbo claro y bien señalizado que nos sirva de indicador para medirnos a nosotros mismos.
Cuando se viven estas épocas tan turbulentas, tan saturadas de infoxicidad, es la parte emocional y más concretamente la inteligencia emocional la que juega para que la balanza se incline más hacia un lado u otro y por lo tanto la que determina el destino de la compañía, es la parte psicológica la que necesitamos ahora más fuerte que nunca.
Usemos el talento interno, la comunicación positiva y la actitud adecuada para combatir toda la basura emocional que recibimos del exterior en estos momentos de tanta mediocridad y decadencia y luchemos con la esperanza de salvar a nuestra empresa de la quema generalizada y aportemos nuestro pequeño granito de arena para acallar tanto ruido injustificado y tratar de mejorar algo nuestra herida sociedad.
El legado que podamos dejar en la sociedad será sin duda algo que permanecerá y que llevará nuestro sello personal y esto combate y destruye lo provisional.
Deseo mucha suerte a los que solo viven en lo provisional porque la van a necesitar a kilos y muchos éxitos a los que a pesar de todo no pierden el rumbo y la pasión.

-Lo que ayuda a la gente ayuda a las empresas.
-Los perdedores dejan que suceda, los ganadores hacen que suceda.
-El destino reparte las cartas, pero eres tú quién juega la partida.

José Carrasco
FERSAY ELECTRONICA
Blog: www.josecarrascolopez

post

Sin confianza no habrá sustancia en las empresas

La coyuntura actual ha querido que cuando más falta hace la confianza más difícil sea para todos percibirla y sin la misma no se puede reactivar el mercado.
La confianza es el pegamento que hace posible que todos consumamos con absoluta normalidad y así las empresas vendan a medio plazo lo suficiente para poder subsistir, invertir y mejorar para ser más competitivas.
Hay que inyectar confianza en todos los niveles, interno y externo y debe ser ahora la máxima prioridad en la agenda tan compleja de cualquier negocio.
Pero ojo porque de nada servirá generar y transmitir confianza a nivel individual, esto es algo global y general o no funcionará, ahora o lo practicamos todos o no se generará la atmósfera adecuada para que la gente siga consumiendo e invirtiendo lo necesario para que la economía funcione en cadena con cierta alegría.
Y ¿generar confianza para qué?:
1. Pues para poder gestionar en un entorno de máxima incertidumbre y volatilidad que exige una vigilancia permanente pues cualquier pequeño detalle puede inclinar la balanza hacia el lado positivo o negativo con suma facilidad y eso requiere del esfuerzo de todos en la empresa.
2.Para poder gestionar con la máxima eficiencia haciendo una pequeña pausa estratégica y poder apuntar bien en la dirección correcta revisando y actualizando nuestra estrategia y siendo conscientes de que esta debe ser flexible ya que no se puede gestionar con posiciones fijas en un entorno inestable y delicado.
3.Para poder gestionar con la máxima productividad y eso requiere un equipo de personas unido, una constante formación para estar a la última y una gran capacidad de aprendizaje y de humildad para solventar los errores aprendiendo de los mismos y encontrar así las mejores soluciones.
4.Para gestionar aplicando el máximo liderazgo transmitiendo emociones positivas desde una visión clara, potente y motivadora que el líder debe recordar consiguiendo la ilusión de los suyos. Para esto hay que usar el lenguaje adecuado en estos momentos tan sensibles donde las emociones cambian a cada momento y están a flor de piel. Por ejemplo más que nunca nuestra empresa, nuestro negocio, nuestro comercio, o nuestra organización deben pasar todos a ser nuestra compañía, porque compañía viene de acompañar y ahora más que nunca nos necesitamos todos para sacar esto adelante así que defendemos nuestra compañía.
Generar confianza requiere un gran esfuerzo y desgaste, pero es la única alternativa para cambiar la percepción general de nuestro sector, de nuestro municipio y contribuir a la mejora global de la economía.
Hay que generar confianza primero a nivel interno hacia nuestra propia gente y solo cuando tengamos el clima adecuado estaremos preparados para generar confianza en nuestros clientes, proveedores y sociedad en general.
Dentro de nuestra compañía hay que encontrar aspectos positivos que nos den algo de luz, de esperanza y que nos permitan sacar lo mejor de nosotros mismos, vía innovaciones, mejoras y eficiencia aumentando algo de valor para nuestros clientes y ayudarles así a que mejoren también ellos.
Y más que nunca hace falta mucha comprensión, paciencia y reconocimiento, por eso la palabra reconocer se escribe igual al derecho que al revés, porque es demasiado importante.
Tenemos que conseguir grabarnos lo que significa para nosotros la palabra CONFIANZA y recordarla constantemente:
Cooperación……………..general.
Organización…………….clara.
Nosotros………………….siempre antes que yo.
Fiabilidad…………………como marca.
Innovación……………… .por creatividad y aprendizaje.
Amabilidad………………..interna y externa.
Nuestra compañía……….orgullo de pertenencia al equipo.
Zambullidos a fondo…….implicados y comprometidos todos.
Atrevidos…………………. para generar nuevo valor.
Esperemos ser todos capaces de generar la confianza necesaria para que la mayoría de las compañías salgan adelante en este año crítico.

José Carrasco
FERSAY ELECTRONICA, S.L.
Blog: www.josecarrascolopez.com

post

¿Carreras de vallas para las pymes y comercios?

Estamos en una fase donde vivimos cada día con sobresaltos y nuevas acciones continuas que impactan en los mercados y que aparte de que no nos dejan margen para preparar bien cada cambio nos añaden confusión y dudas diarias.
Parece como si ahora la actividad de nuestras micro y pequeñas empresas (mayoría absoluta en España) fuese una carrera de obstáculos continuos sin casi tiempo para saltar una y otra vez hasta llegar a la meta que por cierto se va alejando a medida que nos acercamos a ella como si algo la moviese siempre hacia adelante.
Es obvio que la economía europea y sobre todo la española, están en una fase de gran debilidad, en parte por no ser competitivos y en otra parte por los problemas mundiales.
Ahora con la falta de suministros desde China por el nuevo virus si ya nos costaba conseguir los objetivos de ventas todavía será más difícil poderlo llevar a cabo, pues esta vez perderemos ventas, pero por falta de producto.
La mediocre política y el mal ambiente social penalizan al consumidor que decide no consumir, por miedo psicológico en parte y real y eso es otra valla difícil de saltar.
Es necesario un escenario más amable para los negocios y dejar de fomentar desde la educación y la política que todo lo malo que pasa en la sociedad es culpa de las empresas, aparte de ser una gran injusticia social ya que los autónomos, comercios y pequeños empresarios son los que más deben trabajar para poder seguir funcionando y encima todo son trabas, pegas y nuevos problemas para ellos.
Así el paro subirá de forma espectacular y luego toda la sociedad saldrá perjudicada.
Es necesario quitar obstáculos en lugar de generarlos si queremos que el tejido económico español no se convierta en un cierre constante de empresas que se están quejando de lo difícil que les resulta vender y encima tienen cada día más vallas que saltar en forma de nuevos problemas generados por el exterior y muchas veces también totalmente injustificados y manipulados intencionadamente.
Por desgracia muchas personas solo se acuerdan del empleo que tuvieron cuando ya lo han perdido en lugar de ayudar luchando por mantener el negocio sano y vivo.
Se necesita cambiar la psicología hacia los valientes que luchan cada día por abrir la persiana de su negocio y que pagan sus impuestos para contribuir a una mejor sociedad y ahora los jóvenes no piensan así por desgracia por estar contaminados con unas informaciones nada realistas. Ni España es país de grandes empresas (solo hay unas pocas en este apartado que juegan su propia liga) ni España puede tener más empleados públicos que el resto de países Europeos más ricos que nosotros como ya sucede.
Hay que dar ejemplo si queremos una sociedad sana desde arriba gestionando muy bien los recursos públicos para que luego todos los que tienen o ponen un negocio lo gestionen bien y las personas se gestionen bien en su propia vida privada.
Deberíamos inculcar en los niños y jóvenes el saber gestionar con ética y buenas prácticas los recursos que tengamos disponibles. Y que nada es gratis, todo tiene un coste y siempre alguien paga por eso que nos dicen que es gratis, por eso hay que saber valorar y usar cualquier recurso disponible que tengamos a nuestro alcance.
Dejemos de poner palos en las ruedas al mundo económico y en su lugar demos un empujón a todos aquellos que quieran invertir y esforzarse en generar actividad económica que generará empleo a corto plazo normal y a medio plazo de cierta calidad.
Ayudemos a mantener y aumentar el número de empresas y solo así tendremos una mejor sociedad y sobre todo menos problemas pues está demostrado que en las sociedades donde hay más gente trabajando hay menos problemas que en aquellas donde hay mucho paro y se generan más actividades delictivas y nada éticas.
Y mejoremos el sistema educativo para preparar a nuestros jóvenes a ser capaces de gestionar sus emociones, sus frustraciones y sus errores para que sean capaces de dar lo mejor donde vayan a trabajar o emprender, pero esto solo es posible si les inyectamos una alta dosis de realismo y dejamos de inyectar veneno y mentiras en contra de las empresas, no se debe generalizar nunca pues al igual que hay más cantidad de buenos empleados que malos, lo mismo ocurre con los que tienen pequeñas empresas, hay más buenos que malos.
Aquí una verdad como un templo que dijo Marco Publio Cicerón hace mucho tiempo y que nunca se nos debería olvidar:
-No tendremos una sociedad sana hasta que el pueblo sea culto, las leyes sean justas y los gobernantes sean honrados.
Parece que seguimos sin conseguirlo, pero la verdad es que ahora mismo nos vendría muy bien pues lo necesitamos más que nunca.

José Carrasco
Fersay Electrónica,s.l.
Blog: www.josecarrascolopez.com