post

La trampa de lo provisional (permanente)

En un entorno tan Vólatil, Incierto, Cambiante y Ambiguo (VICA) y en un momento en que a todas horas estamos escuchando que todo es provisional y que nada es definitivo corremos el riesgo de perder el norte, de abandonar el verdadero propósito de nuestra compañía, de perder de vista la Visión con todo lo que eso puede perjudicarnos.
Es cierto que no podemos hacer previsiones con la precisión de momentos más estables, pero eso no quiere decir que no las hagamos y nos dejemos arrastrar por la corriente.
Ya se sabe que los únicos peces que van corriente abajo son los que están muertos.
Cuanta más incertidumbre hay es precisamente cuando más hay que trabajar una buena estrategia basada en análisis rigurosos del entorno y de nuestras fortalezas o debilidades, así como de nuestras oportunidades y amenazas, el famoso DAFO o FODA.
No vale usar como excusa el ambiente tan revuelto para dejar las responsabilidades de marcar la dirección a nuestro equipo que es lo mínimo que espera de su líder.
Que ahora tengamos que dar pasos más pequeños no significa ni mucho menos que no tengamos objetivos claros a medio plazo, podemos dar saltos pequeños, pero para acabar consiguiendo un avance importante.
Si vamos abandonándonos y solo gestionamos el día a día según nos venga y estamos todo el día escuchando ruido negativo, unas veces justificado y otras no, perderemos el rumbo y un barco que no sabe a donde va estará a la deriva o dando círculos en lugar de navegar correctamente hacia un objetivo claro y motivador.
Cualquiera sabe navegar en días de calma, pero el que de verdad sabe de navegación es aquel que sabe sortear las tormentas y las adversidades.
Provisional empieza por P como Parche y es que al final es eso, un simple parche, pero nunca una solución definitiva.
Que algunos objetivos empresariales tengan que retrasarse es lógico, que algunas prioridades las hayamos tenido que cambiar también, pero eso no quita para seguir unos nuevos planes (y flexibles) que nos vayan proporcionando los cimientos sobre los que construiremos nuestro futuro.
Si nuestra gente pierde la ilusión, si el equipo no tiene ya una referencia y solo les estamos gestionando en lo provisional acabarán tirando la toalla, por eso no podemos dejar de visualizar la meta a la que nos hemos propuesto llegar, quizás algo más tarde tras este año maldito y quizás dando unos rodeos no previstos pero nunca renunciando.
Estar permanentemente en lo provisional es una contradicción enorme y sin sentido.
Algunas cosas serán provisionales, pero nunca podrán quedarse ahí demasiado tiempo.
Tampoco renunciemos a nuestra historia, a nuestros valores, a lo que nos trajo hasta donde hoy estamos y a todo lo que nos hizo sentirnos orgullosos.
Las proyecciones tienen que seguir existiendo y siendo recordadas en nuestra empresa y por muy flexibles que tengan que ser deben ser el faro que nos ilumine, que nos aporte algo de claridad en medio de este tsunami actual.
La filosofía de nuestra compañía, su finalidad, razón de ser o propósito, su visión, misión, valores, objetivos y estrategia no pueden convertirse en provisionales.
La gestión del corto plazo y el día a día nunca fue motivo para no disponer de un rumbo claro y bien señalizado que nos sirva de indicador para medirnos a nosotros mismos.
Cuando se viven estas épocas tan turbulentas, tan saturadas de infoxicidad, es la parte emocional y más concretamente la inteligencia emocional la que juega para que la balanza se incline más hacia un lado u otro y por lo tanto la que determina el destino de la compañía, es la parte psicológica la que necesitamos ahora más fuerte que nunca.
Usemos el talento interno, la comunicación positiva y la actitud adecuada para combatir toda la basura emocional que recibimos del exterior en estos momentos de tanta mediocridad y decadencia y luchemos con la esperanza de salvar a nuestra empresa de la quema generalizada y aportemos nuestro pequeño granito de arena para acallar tanto ruido injustificado y tratar de mejorar algo nuestra herida sociedad.
El legado que podamos dejar en la sociedad será sin duda algo que permanecerá y que llevará nuestro sello personal y esto combate y destruye lo provisional.
Deseo mucha suerte a los que solo viven en lo provisional porque la van a necesitar a kilos y muchos éxitos a los que a pesar de todo no pierden el rumbo y la pasión.

-Lo que ayuda a la gente ayuda a las empresas.
-Los perdedores dejan que suceda, los ganadores hacen que suceda.
-El destino reparte las cartas, pero eres tú quién juega la partida.

José Carrasco
FERSAY ELECTRONICA
Blog: www.josecarrascolopez

post

Sin confianza no habrá sustancia en las empresas

La coyuntura actual ha querido que cuando más falta hace la confianza más difícil sea para todos percibirla y sin la misma no se puede reactivar el mercado.
La confianza es el pegamento que hace posible que todos consumamos con absoluta normalidad y así las empresas vendan a medio plazo lo suficiente para poder subsistir, invertir y mejorar para ser más competitivas.
Hay que inyectar confianza en todos los niveles, interno y externo y debe ser ahora la máxima prioridad en la agenda tan compleja de cualquier negocio.
Pero ojo porque de nada servirá generar y transmitir confianza a nivel individual, esto es algo global y general o no funcionará, ahora o lo practicamos todos o no se generará la atmósfera adecuada para que la gente siga consumiendo e invirtiendo lo necesario para que la economía funcione en cadena con cierta alegría.
Y ¿generar confianza para qué?:
1. Pues para poder gestionar en un entorno de máxima incertidumbre y volatilidad que exige una vigilancia permanente pues cualquier pequeño detalle puede inclinar la balanza hacia el lado positivo o negativo con suma facilidad y eso requiere del esfuerzo de todos en la empresa.
2.Para poder gestionar con la máxima eficiencia haciendo una pequeña pausa estratégica y poder apuntar bien en la dirección correcta revisando y actualizando nuestra estrategia y siendo conscientes de que esta debe ser flexible ya que no se puede gestionar con posiciones fijas en un entorno inestable y delicado.
3.Para poder gestionar con la máxima productividad y eso requiere un equipo de personas unido, una constante formación para estar a la última y una gran capacidad de aprendizaje y de humildad para solventar los errores aprendiendo de los mismos y encontrar así las mejores soluciones.
4.Para gestionar aplicando el máximo liderazgo transmitiendo emociones positivas desde una visión clara, potente y motivadora que el líder debe recordar consiguiendo la ilusión de los suyos. Para esto hay que usar el lenguaje adecuado en estos momentos tan sensibles donde las emociones cambian a cada momento y están a flor de piel. Por ejemplo más que nunca nuestra empresa, nuestro negocio, nuestro comercio, o nuestra organización deben pasar todos a ser nuestra compañía, porque compañía viene de acompañar y ahora más que nunca nos necesitamos todos para sacar esto adelante así que defendemos nuestra compañía.
Generar confianza requiere un gran esfuerzo y desgaste, pero es la única alternativa para cambiar la percepción general de nuestro sector, de nuestro municipio y contribuir a la mejora global de la economía.
Hay que generar confianza primero a nivel interno hacia nuestra propia gente y solo cuando tengamos el clima adecuado estaremos preparados para generar confianza en nuestros clientes, proveedores y sociedad en general.
Dentro de nuestra compañía hay que encontrar aspectos positivos que nos den algo de luz, de esperanza y que nos permitan sacar lo mejor de nosotros mismos, vía innovaciones, mejoras y eficiencia aumentando algo de valor para nuestros clientes y ayudarles así a que mejoren también ellos.
Y más que nunca hace falta mucha comprensión, paciencia y reconocimiento, por eso la palabra reconocer se escribe igual al derecho que al revés, porque es demasiado importante.
Tenemos que conseguir grabarnos lo que significa para nosotros la palabra CONFIANZA y recordarla constantemente:
Cooperación……………..general.
Organización…………….clara.
Nosotros………………….siempre antes que yo.
Fiabilidad…………………como marca.
Innovación……………… .por creatividad y aprendizaje.
Amabilidad………………..interna y externa.
Nuestra compañía……….orgullo de pertenencia al equipo.
Zambullidos a fondo…….implicados y comprometidos todos.
Atrevidos…………………. para generar nuevo valor.
Esperemos ser todos capaces de generar la confianza necesaria para que la mayoría de las compañías salgan adelante en este año crítico.

José Carrasco
FERSAY ELECTRONICA, S.L.
Blog: www.josecarrascolopez.com

post

El momento de la «voluntad de hierro»

Siempre se ha dicho que hace falta mucho coraje, las máximas ganas para conseguir nuestros logros laborales y ahora parece que el momento lo requiere más que nunca.
A los numerosos deberes que todos tenemos en las pymes para sacarlas adelante como la famosa transformación digital, la experiencia del cliente, el análisis de datos, la diferenciación en productos, servicios o comunicación, el marketing digital, la experiencia del empleado, la formación, la cultura de empresa y sus valores, visión y misión, el marketing emocional, la innovación, la excelencia y otros, se une ahora una necesaria y fuerte determinación y resistencia que responda a todos los frentes a la vez.
Son fechas de análisis tanto a nivel interno como externo y entonces descubres que son muchas cosas las que hay que revisar, reorientar, modificar o cambiar drásticamente y hace falta toda la energía de todo el equipo que ya está a tope para poder navegar con tantas olas y tormentas en el mundo económico y empresarial.
Cada vez resulta más difícil hacer previsiones y planificar el próximo año y ya casi nadie se atreve a planificar a varios años vista como se hacía tradicionalmente pues el mundo da muchos bandazos y cambia constantemente y eso genera una inquietud permanente.
Por todo esto cada vez tiene más mérito tener una pequeña empresa o comercio en el mercado viva y compitiendo y la pena es que la sociedad no lo valora justamente.
La gente solo se acuerda de lo importante que es hoy día una empresa cuando ya ha perdido el empleo o cuando ya lo han perdido muchos de los más cercanos.
Pero el tejido de empresas que tenemos en España es este, muchas empresas pequeñas y las llamadas micropymes y son las que generan importantes empleos y pagan importantes impuestos en algunas ocasiones en proporción más que las grandes.
Es ahora cuando hace falta más que nunca estar unidos y que todo el equipo humano sepa colaborar y apoyar las iniciativas necesarias para hacer posible la viabilidad de cada empresa, no es momento de poner pegas, de buscar excusas, de buscar culpables, de boicotear el cambio, de no aprender nuevas cosas, de poner palos en las ruedas, de no querer reconocer la realidad, de dejarse engañar por la toxicidad exterior, de dejarse influir por la enorme basura emocional, de querer ser como otros que quizás resulta que están peor que nosotros pero con tanto postureo no vemos con claridad.
Hay una noticia de la Universidad de Valencia que a través de la Inteligencia Artificial van a poder detectar las enormes falsedades y odio que circulan por las redes sociales y que nos tienen envenenados y nos distraen y confunden, pues como sea verdad van a tener trabajo de una magnitud impresionante.
Todo esto y detectar y corregir los permanentes virus y ataques informáticos y a móviles van a ser actividades de gran envergadura ya que a veces da la sensación de que mientras unos estamos ocupados en construir y hacer cosas productivas, la otra mitad se dedica a generar falsedades y a atacarnos produciendo un ambiente muy hostil.
Pero como siempre se ha dicho que todos los que tenemos pequeños negocios somos una raza especial seguro que sabremos estar a la altura para lidiar con este toro llamado mundo VICA que muy resumido quiere decir un mundo caótico, desordenado e ilógico para nuestra forma de razonar durante mucho tiempo en otro mundo más estable.
Por lo tanto, es el momento de tener mucho valor, mucha paciencia, constancia, determinación y de no ceder en nuestra voluntad de hierro.
Si hacemos los deberes, si cumplimos con nuestras responsabilidades, si mantenemos a flote nuestro negocio en estos momentos de dificultades no solo económicas, sino sociales, políticas, tecnológicas, regulatorias y sectoriales en casi todos los mercados ya podemos estar muy orgullosos y olvidarnos de los grandes logros si no llegamos a ellos.
Una cosa es tener una estrategia y un plan de viaje y otra que por multitud de factores no se puedan conseguir al 100% los objetivos lo que en ningún caso debe causarnos ningún trauma ni ninguna decepción y mucho menos generarnos una ansiedad innecesaria.
Es en estos momentos cuando el que resiste en el mercado suele ganar a medio plazo posiciones mejores y por lo tanto ser el ganador o uno de ellos, aunque ya no sea de la forma tan espectacular como antes, hay victorias más justas y por ello no quiere decir que no sean merecidas porque hemos luchado tanto o más que nunca.
Me despido deseando mucha suerte porque la van a necesitar a los que tengan ahora una voluntad floja y muchos éxitos seguros a los insistentes y resistentes.
Felices Navidades y Feliz Nuevo Año 2020 para todos.

No fui valiente, simplemente no tuve tiempo de asustarme.

José Carrasco
FERSAY ELECTRONICA, S.L.
Blog: www.josecarrascolopez.com