post

Receta actual para pymes: Alerticina 500grms.

Según podemos ver y escuchar cada día en España los sobresaltos son continuos, las noticias vuelan y las circunstancias cambian a velocidad de vértigo, por lo tanto, no queda más remedio que entrar en modo “alerta permanente” así que eso nos obliga a inyectarnos en vena “alerticina” en la versión más potente.
Esto como es lógico supone un desgaste enorme ya que no vale distraerse lo más mínimo o te quedas en fuera de juego en tu mercado de inmediato, pues hoy día no estar informado a tiempo real o casi equivale a que tu marca sea personal o profesional o ambas a la vez se desprestigien ante los demás actores del mercado.
¿Se imaginan que un cliente le haga un comentario y usted y su equipo no sepan nada de algo relevante para su sector? Eso es camino directo al ridículo.
Esta alerta permanente además es imposible de manejar por una sola persona, debe ser parte del equipo quién trate de filtrar lo importante (fuera el cotilleo electrónico y la basura emocional) para estar al día y poder ayudar así a tus clientes y proveedores e ir por la vida profesional bien preparado para poder saber en todo momento como actuar de la forma más adecuada y como explicárselo a tu equipo para mantener la coherencia de tu estrategia y cultura de empresa.
Tanto a nivel interno como a nivel externo cada nueva noticia de carácter general, económica, laboral, fiscal, o cada noticia de nuestro sector o mercado debemos tener muy claro que tendrá consecuencias, bien sea a corto, medio o largo plazo y aquí está el eje central del problema, muchas veces nos creemos que algo lejano o macroeconómico no nos va a afectar pero siempre o casi siempre hay consecuencias bien sean negativas (esto nos obligaría a prepararnos para minimizarlas) o positivas (pueden ser una oportunidad que rápidamente debemos aprovechar o pasará como un tren por una estación y la perderemos).
Todo cambio nos acabará afectando, así que es nuestra obligación conocer y SOBRE TODO COMPRENDER los cambios que se producen en nuestro entorno para poder gestionar con éxito nuestros negocios.
¿Como no nos va a afectar por ejemplo el precio del combustible o los precios de los restaurantes y hoteles si tenemos comerciales en la calle?
O el tremendo aumento del gasto público en España siempre muy por encima de sus posibilidades que solo traerá graves problemas a todas las empresas y por lo tanto a muchas personas.
Toda nueva decisión, cambio de leyes, nuevos costes laborales, subidas de precios de materias primas, crisis sanitarias como ahora el coronavirus tienen consecuencias y algunas muy negativas como el quedarse Europa sin productos porque China está paralizada y es la fábrica del mundo y ahora no pueden arriesgarse a trabajar por la seguridad de las personas.
Si hay crisis en la pesca las zonas más costeras bajan su consumo y afecta a todos los comercios de la zona, si hay crisis de la agricultura las zonas más rurales bajan su consumo y afecta a todos en cadena y así con todo.
Si nos surgen nuevos competidores tanto de nuestro mercado o externos que son los más inesperados nos afecta, si nos suben los impuestos y los costes laborales nos obliga a reducir plantilla o a no aumentarla al menos, hay que tener presente que todo lo que se mueve, en la mayoría de los casos nos trae consecuencias.
Por lo tanto, no vale vivir de espaldas al mundo global, al mundo local o decir que pasas de la política, puedes pasar, pero eso no cambiará que te perjudique o te beneficie a ti y a tu familia y a los de alrededor tuyo.
Por eso hay que salir de la cueva, no se puede gestionar nada bien solo desde dentro, hay que salir, asociarse, cambiar opiniones, formarse, escuchar a otros y analizarlo todo con sumo detalle para estar preparado.
Tomarnos “alerticina” para estar alertas y también “espabilina” para actuar y tomar decisiones y no quedarnos paralizados.
Hay que desearles mucha suerte a los que pasan de estar alertas porque la van a necesitar y seguro que tendrán muchos éxitos los que están atentos a todo.
Unas frases para nuestra reflexión:

-Solo la estupidez no tiene antídoto.
-Si no te haces preguntas a ti mismo, vives con las respuestas de otros.
-La pobreza consiste en llegar tarde a las conversaciones que inventan el mundo.

José Carrasco
FERSAY ELECTRONICA, S.L.
Blog: www.josecarrascolopez.com