Factores que crean tumores e impiden nuestra evolución

Hoy cualquier tipo de organización ya no puede permitirse el quedarse estática y sumergida en el día a día sin adaptarse al nuevo mundo.
La parte externa, el entorno, condiciona más que nunca a las empresas y comercios hasta el extremo de ser una de las causas principales del deterioro de cualquier negocio.
Entender los cambios de preferencias de los consumidores debe ser una prioridad.
Pero cuales son los factores más dañinos que nos impiden evolucionar y adaptarnos al mercado para poder seguir compitiendo?
Hay varios pero los más comunes son:
1. Negación a cualquier cambio por parte del equipo humano de la organización por pura comodidad y estar siempre en la zona de confort.
2. Negación de la realidad para justificar que no hay nada que cambiar sin realizar los diagnósticos adecuados y una buena y constante investigación del mercado.
3. Distracciones por estar más obsesionados con lo que otros hacen que con lo que debemos hacer nosotros.
4. Creerse que cambiar es solo invertir en tecnología y esto es miope e insuficiente.
5. Quedarse atrás la dirección de la empresa en información y sobre todo en formación actualizada así como dedicar poco espacio a la reflexión.
6. Justificar buenos resultados pasados y años en el mercado como si eso fuese una vacuna que garantice la supervivencia futura de la empresa.
7. No tener al equipo bien formado (las habilidades que se requieren ahora son diferentes a las tradicionales) ni bien motivado, hay que ser persuasivos y convencer a nuestra gente de porqué debemos adaptarnos a cada nueva realidad.
8. Pensar solo en el corto plazo, ir con la luz corta del vehículo empresarial.
Y algunas más seguro, pero solo con estas ya tendríamos trabajo de sobra si queremos planificar como convertirnos en una empresa Camaleón.
Las consecuencias que tienen estos factores anti adaptación son graves pues entre otras se pierden nuevas oportunidades de negocio (que sí aprovecha la competencia) nos quedamos obsoletos como empresa, dejamos de diferenciarnos, generamos confusión en nuestro equipo, etc.
Ningún modelo de negocio hoy día puede sobrevivir a medio plazo sin tener en cuenta todos los acontecimientos que se producen a nivel social y económico.

Aquellos que solo quieren permanecer en tierra conocida van a desaparecer.
La P.U.V. (Propuesta Unica de Valor) debe actualizarse a las tendencias y preferencias de los consumidores para que tenga sentido.
El marketing y la comunicación deben transmitir desde nuevos ángulos que llamen la atención del consumidor hacia nuestra marca con estrategias claras.
La experiencia de compra debe ser coherente, atractiva y omnicanal para sorprender agradablemente al cliente.
Estamos en un mundo líquido pero solo sabemos funcionar en el mundo sólido en el que siempre trabajamos y es un cambio que requiere mucha energía, determinación, valentía y mirar más al futuro.
Hay que sacar la goma de borrar y acabar con cualquier idea del pasado.
Tener las suficientes relaciones y sobre todo de calidad es en estos momentos un seguro de vida pues en las conversaciones se mueve hoy día el mundo.
La variedad de opiniones es más necesaria que nunca y la escucha activa y la capacidad analítica para extraer conclusiones claves es oro líquido.
Me despido como siempre deseando mucha suerte porque la van a necesitar a todos aquellos que se plantan en el ayer y les garantizo éxitos seguros a todos los que luchan por adaptarse a las nuevas situaciones que van surgiendo con unas frases para su reflexión:

-Convierte el cambio en las dos Hs : Hábito Habitual.
-Nunca nos bañamos dos veces en la misma agua aún siendo el mismo río.
-Eres hombre de mover montañas o de ocultarte tras ellas?
-Solo a los bebes les gustan que les cambien.

José Carrasco
FERSAY ELECTRONICA,S.L.
Blog: www. josecarrascolopez.com

Deja un comentario