Las organizaciones ágiles

Se habla de la necesidad de que las empresas sean ágiles y es un término muy de moda actualmente aunque no tiene en realidad nada de nuevo pues ya hace mucho tiempo que Napoléon dijo aquello a sus soldados de que había dos clases de hombres, los rápidos y los muertos para que fuesen lo suficientemente espabilados.
Pero parece que ahora esa agilidad a la que se hace referencia tiene más que ver con la rapidez en la toma de decisiones y la capacidad de adaptarse al mercado.
Y aquí las pequeñas empresas tenemos nuestras ventajas pues podemos tomar decisiones con mucha más rapidez que las grandes y mal haríamos si no aprovechamos este punto fuerte para ir por delante en el mercado como por cierto le pasa ya a algunas pequeñas nuevas empresas.
Porqué cuesta tanto tomar decisiones y hacer cambios en las empresas no agiles?:
1. Porque muchas veces supone salir de la famosa zona de confort o zona conocida y esa incomodidad inicial no la quieren pasar y eso que si no hay cambio no hay evolución y si no hay evolución no hay futuro.
2. Por demasiadas dudas al faltar la formación necesaria para tomar decisiones estratégicas valientes que supongan un salto hacia delante en nuestra empresa.
3. Por no estar todo lo informados que deberíamos y no saber interpretar los datos de nuestra economía y nuestro mercado así como las posibles tendencias para poder analizar con rigor las acciones a poner en marcha.
Y otras razones que también nos bloquean y no nos permiten avanzar en nuevos proyectos volviendo obsoleta a nuestra organización.
Hoy día la alta velocidad de los mercados y sus cambios tecnológicos, sociales y estratégicos no nos permiten retrasar ninguna decisión ya que entonces otro competidor lo hará antes que nosotros y ya solo podremos ir chupando rueda.
Para que las empresas puedan ser ágiles necesitan que sus personas y sobre todo sus máximos responsables también lo sean y algunas personas están perdiendo sus empleos por dudar tanto y ser muy lentos en la toma de decisiones, así que esto es una obligación, pues los mercados están ahora moviendo constantemente el árbol y si no quieres caerte del mismo debes ser muy ágil.
Se respira demasiado miedo en el mercado y se ven demasiados dinosaurios incapaces de reinventarse o de adaptarse a las nuevas condiciones del mercado.
Estamos por desgracia en la época del excesivo postureo y demasiada imagen retocada hasta el punto de hacernos perder nuestra identidad y el gran problema es que si no tienes identidad no puedes tener marca.
Se juega demasiado de cara a la galería y poco hacia el interior lo que hace que perdamos la autenticidad ante los empleados y clientes generando confusión.
Debemos inyectar agilidad en toda la gestión de la empresa sin excepción.
Los actores de un mercado cambian, los proveedores que eran fuertes dejan de serlo y otros que parecían más débiles ahora son más fuertes y los clientes también cambian a la hora de elegir sus preferencias y hay que conocerlas.
No se puede gestionar una empresa a tirones o paralizados, hay que disponer de una línea clara que nos permita realizar los cambios que sean necesarios desde ese volante que tenemos en la dirección de la empresa y que nos mantenga en la mejor posición y el carril correcto en cada momento.
Dejemos de culpar a la coyuntura exterior ya que somos nosotros mismos los que con nuestra inacción y lentos reflejos complicamos la supervivencia de nuestra empresa. Como dice la famosa frase no hay más ciego que el que no quiere ver.
Me despido como siempre deseando mucha suerte porque la van a necesitar a aquellos que van siempre a lo mismo con una fijación absurda y muchos éxitos seguros a los que hacen que su organización sea de las más ágiles del mercado con unas frases para su reflexión:

-Apunta a la luna, aunque falles aterrizarás en las estrellas.
-Para alcanzar algo que nunca has tenido, tendrás que hacer algo que nunca has hecho.
-Lentitud para cambiar por lo general significa miedo a lo nuevo.
-La seguridad es un riesgo hoy en día o una ilusión nada realista.

José Carrasco
FERSAY ELECTRONICA,S.L.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *